SJR Venezuela organizó muestra fotográfica “Dos miradas, una frontera”

Luego de los talleres en habilidades para la vida y fotografía que los equipos del Servicio Jesuita a Refugiados Venezuela, oficinas Alto Apure y Táchira, dictaron a más de 40 niños, niñas y adolescentes durante la temporada vacacional, en El Nula y Ureña, comunidades de municipios fronterizos con Colombia, en ambas localidades se llevó a cabo la muestra fotográfica “Dos miradas, una frontera”, entre septiembre y octubre de este año.

La actividad consistió en la presentación de los resultados de la formación, más de 200 fotografías impresas que muestran lo que cada uno de los participantes quiso capturar de su comunidad, lo que los rodea, lo que sienten, lo que quieren. Sin duda, una muestra que no solo presentó los conocimientos técnicos de fotografía aprendidos, sino la mirada de quien habita un nuevo lugar que le brinda protección y también la mirada de quien recibe al otro apartando las fronteras, dando la mano a la hospitalidad.

“Este programa de formación en fotografía se enfocó hacia la autoestima e integración local, se trabajaron temas como comunicación, autoestima y habilidades para la vida, además de encuentros de capacitación práctica. Las muestras se hicieron con el objetivo de que los participantes y el SJR pudiesen contarles a familiares, amigos y público en general esta experiencia artística que vivieron los niños y adolescentes. Es importante fomentar estos espacios para los jóvenes, pues es una herramienta donde ellos han expresado a través de la fotografía su forma de vivir y su relación con la comunidad, reconociéndose como sujetos de derecho”, manifestó María José Vázquez del equipo SJR Alto Apure, facilitadora del taller en El Nula.

“No quedan dudas del sentido de pertenencia e integración de estos grupos. Digno ejemplo de compartir, de hospitalidad. Niños y niñas que no le prestan atención a decir “soy de allá” o “soy de acá”, pertenecen, se pertenecen más allá de las fronteras. Comparten, se quieren y demuestran en una simple fotografía que lo que los rodea es lo más importante para ellos”, agregó Carla Casanova del equipo SJR Táchira, facilitadora del taller en Ureña.

Paisajes, retratos, detalles, sonrisas, mascotas, integran en general el contenido de la producción fotográfica, financiada por la Embajada de Holanda en Venezuela, que muestra la mirada inocente y esperanzadora de quienes quieren dejar a un lado las barreras para seguir adelante, para integrarse, para compartir y valorar sus comunidades. Ellos, que son ejemplo de cultura de paz, de convivencia pacífica y de integración local. (CC / SJR Venezuela, oficina Táchira)

Para ver la galería haga clic aquí.

Comentarios