Siria: Trabajando por la paz

En Homs, a pesar de una guerra que ensangrienta Siria desde hace años, los jesuitas siguen trabajando por la paz, el diálogo y la solidaridad. De ello ha hablado en Radio Vaticana el P. Ghassan Sahoui, S.J., director del Centro Educativo de Nouza.

“Los jesuitas trabajamos, junto con las religiosas y casi 100 colaboradores, en un Centro educativo de ayuda humanitaria. Tenemos cerca de 700 niños y adolescentes de entre 6 y 14 años y un centro para minusválidos. Acogemos a cualquiera, sin distinciones de religión. Hay cristianos, musulmanes, sunitas y alawitas. Vivimos y experimentamos de veras lo que es solidaridad.

No queremos más guerra: el empeño de todos es intentar vivir y ayudarnos de verdad, aun en medio de la guerra y el dolor. Sentimos un poco la alegría de vivir juntos, de combatir juntos contra la enemistad y el odio, que desgraciadamente crecen en Siria cada vez más y entre todos los grupos. Este Centro es un ejemplo de lo que es hacer de “puente”: trabajamos juntos por el hombre, por los niños, por las familias.

En nuestro Centro todos se encuentran: hace de verdadero puente entre sunitas y alawitas. Nosotros, los cristianos, como por lo demás todos los hombres de buena voluntad, no buscamos sino la paz. En este lugar intentamos dejar de lado el discurso político, las argumentaciones políticas, en el intento de vivir y de ayudar a la gente sobre el terreno, de modo concreto. Basta de armas, basta de sangre. Así no se puede vivir. Continuamente muertos, continuamente víctimas: ¡basta, basta!”

Comentarios