Alcaldes europeos acuerdan en el Vaticano crear una red de “ciudades-refugio“

Alcaldes europeos piden amnistía para las víctimas de la forma moderna de esclavitud y de la trata de personas.

Más de 80 alcaldes de otras tantas ciudades europeas con corazón, que quieren dar un paso al frente y convertirse en “ciudades-refugio“ para los emigrantes y refugiados. Y, en el Vaticano, pactaron la creación de una red de metropolis acogedoras. Francisco tuvo que anular au audiencia con ellos, pero estuvo presente de corazón. Es lo que lleva pidiendo desde hace años.

Alcaldes de diferentes ciudades de Europa acordaron hoy en el Vaticano crear una red de regidores “capaces de construir ciudades acogedoras, refugios, que sepan organizar corredores humanitarios seguros y regulares, reconocidos por la comunidad internacional“.

Así lo manifestaron en una declaración conjunta los alcaldes de distintas ciudades europeas que se han reunido durante dos días en una cumbre, que ha concluido hoy, que ha estado organizada por la Academia Pontificia de Ciencias Sociales y que ha tenido como objetivo analizar el drama de los refugiados.

Este foro de diálogo, en el que participaron alcaldes de distintas partes de Europa, fue clausurado por el legislador porteño y titular de la Fundacion Alameda, el argentino Gustavo Vera, quien leyó la declaración conjunta firmada en la cumbre.

En ella, los participantes en estas jornadas muestran la “necesidad de crear una red de alcaldes capaces de construir ciudades acogedoras, refugios, que sepan organizar corredores humanitarios seguros y regulares, reconocidos por la comunidad internacional“.

Una red, opinan, “centrada en el encuentro humano y basada en una visión animada de la interculturalidad con una participación activa de la sociedad civil“.

Esta red servirá para promover “una amnistía u otra solución para las víctimas de la forma moderna de esclavitud y de la trata de personas en términos de trabajo forzado, prostitución y tráfico de órganos“ y también pedirá a Europa que se otorgue “a Grecia el alivio de la deuda con la esperanza de poner fin a la prolongada crisis de la eurozona“.

Finalmente, los alcaldes ponen de manifiesto que factores como la guerra, el terror, la pobreza, el hambre o el cambio climático son los responsables de los intensos flujos migratorios que se están sucediendo en los últimos meses y que suponen un desafío para Europa.

1

Fotografía: Religión Digital

Durante la sesión de ayer, el alcalde de Zaragoza (España), Pedro Santisteve, defendió que los ayuntamientos gestionen directamente la acogida de refugiados en sus ciudades, mientras que su homólogo de Málaga, Francisco De La Torre, defendió concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de crear un “clima hospitalario“ y acoger a refugiados e inmigrantes que llegan a Europa.

En la jornada del viernes, la regidora de País, Anne Hidalgo, explicó cómo su ciudad ha apostado por la “integración de refugiados con dignidad y solidaridad“ a través de la instalación de un centro humanitario.

Para el alcalde de Manchester, Tony Lloyd, es fundamental implementar políticas a nivel local para “hacer algo frente a la crisis migratoria“ y desplazar “las políticas del miedo con las políticas de la esperanza“, mientras que para el regidor de Florencia, Dario Nardella, es preciso “aumentar la inversión en políticas de desarrollo de la cooperación“.

En esta última jornada de trabajo estaba previsto que el papa recibiera a los alcaldes en audiencia, algo que finalmente no se produjo.

El Papa anuló la audiencia

El Papa no ha acudido a la cumbre internacional organizada en el Vaticano para debatir sobre la problemática de la migración y los refugiados en Europa y la amenaza que su presencia supone “a la estabilidad mundial“, según sus organizadores, que ha concluido ayer.

“Como habréis notado, el Papa no ha venido. No doy ninguna explicación, pero simplemente reconozco los hechos“, ha señalado monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias que ha coordinado el convenio en el que han participado más de 80 alcaldes de todo el mundo con el lema es Europa: los refugiados son nuestros hermanos.

Y ha agregado: ”El Papa no ha venido, pero está con nosotros. Está seguramente muy contento de nuestra declaración final y de nuestro trabajo junto a él para construir puentes y no muros“. “No quiero dar ninguna explicación de su ausencia, pero ciertamente el Papa no ha venido porque hay algo que le ha complicado la vida“, ha agregado.

Tras el foro de diálogo, en el que participaron alcaldes de distintas partes de Europa, todos se han comprometido a crear una red para construir “ciudades acogedoras, refugios, que sepan organizar corredores humanitarios seguros y regulares, reconocidos por la comunidad internacional“.

En una declaración conjunta se han comprometido a crear esta red que estaría “centrada en el encuentro humano y basada en una visión animada de la interculturalidad con una participación activa de la sociedad civil“ y servirá su vez para promover “una amnistía u otra solución para las víctimas de la forma moderna de esclavitud y de la trata de personas en términos de trabajo forzado, prostitución y tráfico de órganos“.

Así también pedirá a Europa que se otorgue “a Grecia el alivio de la deuda con la esperanza de poner fin a la prolongada crisis de la eurozona”.

Finalmente, los alcaldes ponen de manifiesto que factores como la guerra, el terror, la pobreza, el hambre o el cambio climático son los responsables de los intensos flujos migratorios que se están sucediendo en los últimos meses y que suponen un desafío para Europa.

Fuente

Comentarios