Irán: Los chiitas en la mira del Estado Islámico. El doble atentado en Teherán

Compartimos por su interés la entrada a este informe de La Civiltà Cattolica sobre la tensa situación en Irán, ante los ataques en la región del Estado Islámico y la contraofensiva de la coalición liderada por los Estados Unidos, y las políticas del gobierno del presidente Trump.

El pasado 7 de junio de 2017 en el corazón de Irán se produjo un doble atentado perpetrado por el Estado Islámico (EI). El ataque tenía como fin «llevar la guerra a casa del enemigo», es decir, reactivar los conflictos entre el mundo sunita y chiita, donde en los últimos tiempos diversas guerras subsidiarias se han ido reencendiendo como en los casos de Iraq, Siria o Yemen.

EI considera a Irán y a los chiitas como enemigos, tanto desde un punto de vista religioso como desde el político. Así, manifiesta que la lucha no debe orientarse tanto a Occidente, el «enemigo lejano», sino hacia los odiados chiitas, el «enemigo cercano», los verdaderos adversarios de los sunitas.

El significado estratégico y político de estos ataques solo puede entenderse expandiendo la mirada hacia acontecimientos anteriores, y tomando en consideración los movimientos de la coalición liderada por Estados Unidos. Desde un punto de vista geopolítico, Trump expresó que «los Estados que apoyan el terrorismo corren el peligro de ser ellos mismos víctimas del mal que promueven». Por ello, se deben mantener unidos los países sunitas y chiitas con el fin de derrotar al Estado Islámico, autodenominado «califato de los sunitas».

Continue la lectura de este texto en el sitio web de La Civiltà Cattolica.

Fuente

Comentarios