•   Roberto Jaramillo, S.J.
  •   Nosotros
  •   Agosto 02 de 2016

SECTOR SOCIAL DE LA CONFERENCIA DE PROVINCIALES JESUITAS DE AMÉRICA LATINA

Para la Compañía de Jesús y la CPAL en América Latina, lo social es entendido no solo como un sector específico de algunos jesuitas, sino como una dimensión esencial del trabajo apostólico.

De cara a este contexto y fronteras [de nuestra vida apostólica, que son la exclusión, la juventud y el diálogo fe y culturas], jesuitas y colaboradores, como corresponsables de la misión en América Latina y el Caribe, en el 2020 respondemos de manera integral y eficaz a los desafíos continentales que nos plantean las fronteras de exclusión, juventud y diálogo con las culturas, desde un cuerpo apostólico fortalecido e inspirado en una espiritualidad encarnada y solidaria. Tenemos en marcha proyectos de impacto en los sectores, redes y obras inter y supra-provinciales que han encarnado con entusiasmo y creatividad apostólica, a diversos niveles, las seis Prioridades en todas las Provincias y Regiones.

Misión

La misión de la Compañía de Jesús en América Latina y el Caribe es anunciar la persona de Jesucristo, animados por la fuerza del Espíritu, para testimoniar los valores del reinado del Padre, desde la Iglesia y en colaboración con otros. Para ello, en medio de la variedad de nuestros pueblos y culturas hondamente atravesados por la injusticia, amenazados en sus identidades y cercenados en sus posibilidades comunes, nos sentimos llamados desde nuestra espiritualidad a manifestar la vida de Dios en medio de nuestra historia, estando al lado de los más pobres y excluidos, promoviendo la justicia que brota de la fe, colaborando en la formación y educación especialmente de la juventud, impulsando el diálogo intercultural e inter-religioso, y comprometiéndonos en nuestra integración latinoamericana y caribeña.

Objetivos

  • Fomentar una mayor unidad, comunicación y visión común entre todos los jesuitas que trabajan en América Latina.
  • Asumir las seis prioridades apostólicas del PAC para establecer acciones conjuntas y un empleo más racional y efectivo de los recursos humanos y materiales.
  • Elaborar e implementar proyectos interprovinciales y, eventualmente, establecer obras y casas comunes para hacer frente a las necesidades de la región.
  • Fomentar la solidaridad y ayuda mutua entre las Provincias y Regiones de América Latina y entre ellas y las de otros continentes.